ciclo_menstrual_inicio

Es lo que tiene trabajar en un sitio rodeado de mujeres, acabas por hablar de hormonas y de cómo afecta el ciclo menstrual en la mujer, entre muchos otros asuntos. Pero este, inevitablemente es recurrente y muy útil como saco de boxeo, para esos días realmente malos. Hablando sobre este asunto, una de las compañeras afirmaba que en los últimos años se le habían intensificado los cambios de humor, hasta el punto de sentirse una desconocida en su propio cuerpo, en según qué momentos del ciclo. Después de oír las diferentes opiniones y solidarizarme con ella, se me vino un pensamiento a la cabeza: Si vivimos, por ejemplo, hasta los 80 años y restamos todas esas semanas al mes, en las que hemos estado condicionadas por la “Monstruación” ¿Solamente hemos sido nosotras mismas 32 años de nuestra vida? Me quedé medio conmocionada…

Asumiendo que cada mujer es un mundo y que existen múltiples factores en su vida personal, profesional, familiar, etc. que podrían acompañar, agravar o reducir los diferentes estados emocionales y anímicos causados por el ciclo menstrual. Está comprobado, que en el mes de la menstruación los cambios de humor y personalidad en las mujeres son frecuentes y que con el paso de los años se acentúa.

Pero quizás lo que más sorprende a unos y desquicia a otras, es que ese humor tiene diferentes matices según la semana en la que estés. ¿Por qué? 

 

Ciclo menstrual : La mujer es cíclica 

ciclo_menstrual_01

La menstruación es un ciclo que dura entre 24 días y 32 días (esto varía según la mujer). Un ciclo vital de fertilidad, con sus 4 fases, dónde la mujer pasa por distintas etapas y cambiantes estados físicos, emocionales y mentales.

Preovulación llamada la primavera interior, es una fase de transición entre la menstruación (oscuridad, invierno) y la ovulación (luz, verano). Por eso, es la fase idónea para iniciar cosas que se materializarán durante la siguiente fase (ovulación) y se corregirán durante la fase de la premenstruación.

Ovulación llamada el verano interior, es el único momento en el que la mujer es realmente fértil. Es una fase llena de energía y vitalidad.

Premenstruación llamado el otoño interior, es una fase de preparación a la menstruación en, en la que nos liberamos, vemos las cosas desde una cierta distancia y valoramos qué queremos eliminar o añadir a nuestras vidas.

Menstruación llamada el invierno interior, es la fase oscura por excelencia, la fase del silencio, de la introspección, de la soledad. Queremos estar solas, el cuerpo nos lo pide. Queremos estar tranquilas y la interacción con el exterior, con los otros, incluso llega a molestarnos.

Fragmento extraído de Aires de cambio 26 marzo de 2013

 

Ha quedado claro que por mucho que quieras tener tu estado de ánimo bajo control, siempre existe el asunto hormonal que sale de ti sin miramientos, como un animal de la naturaleza, para hacerte cada mes un poco más entretenido, por si el resto de tus quehaceres no fueran suficiente. ¿La misma naturaleza se pensará que si podemos parir un niño, el resto es pan comido?

 

Pero ¿quién ha invitado a este a casa? 

ciclo_menstrual_03

Dicen que una persona es realmente ella misma cuando cruza la puerta de su casa, pero si nos ponemos en la extrema situación en la que no tienes casa y tu propio templo eres tú, como se suele decir…pero

¿qué pasa cuando quieres estar a solas y no puedes?

Sea preovulación, ovulación, premenstruación o menstruación, siempre hay alguien que se presenta sin avisar. Y aunque esas viejas conocidas, siempre traigan algo debajo del brazo para la anfitriona, prefieres acabar regalando el obsequio a aquel vecino que arrastra los muebles, a las tres de la madrugada…

Algunos de esos invitados incómodos son…

  • DrJeckill y Mr.Hide suelen traer cambios de humor y reacciones emocionales desmesuradas.
  • Gula del Norte, con complejo de vaca, siempre acompañada de un apetito de 4 estómagos.
  • Gata en celo, con un ramillete de preservativos por bufanda, entra dando saltitos, con un apetito sexual descomunal, lanzando miraditas a todo el que le sonría.
  • Perezoso, siempre tarde, suele llevar una cesta de terribles problemas de concentración y cansancio.
  • Proper con aires de protagonista, si te descuidas y ve un manojo de tus pelos en el suelo, se hace una peluca, para ser el rey de la fiesta.
  • Ojeras con café en mano y sus trastornos de sueño.
  • La Llorona con sus sentimientos a flor de piel, acaba por abrirte en canal, sin nada que esconder, ni máscara suficientemente grande con la que poder tapar tus emociones.
  • Almorranas demasiado puntual, asoma el hocico cuando la fiesta aún no ha comenzado.
  • Por lo contrario, su inseparable amiga, Srta. Diarrea entra dando bombazos, cuando la fiesta ya ha acabado.

Y sí, no es comentario machista decir que, estoy más irritable o cariñosa por motivos de la regla, porque es una realidad. Otra cosa, es que sea la excusa barata de unas o el recurso fácil de otros, como respuesta a cualquier actitud, comentario o decisión que hace una mujer. No seamos niños, argumentemos y cuestionemos las cosas, ¡por favor!

 

En los anuncios la regla es ¿azul?

ciclo_menstrual_02

Una vez comprobado que siempre hay una salvaje dentro de nosotras y convivimos con ella cada mes, no podemos dejar de banda la jungla de hormigón. Pues sí, la mayoría de nosotras vivimos en sociedad junto al resto de especímenes que, por sorpresa de ninguna, no nos lo ponen más fácil.

Si una de las claves para conocerse a uno mismo es aceptarse y mostrarnos tal cual somos: ¿porque la sociedad lo esconde?

En particular me refiero a la publicidad, esta tiene una fuerte influencia en la sociedad y con ello responsabilidad, que queda a la deriva, frente a todo el torrente de dinero que produce.

¿Por qué en los anuncios de compresa la regla parece meado y es azul?¿para quién hacen el anuncio?, ¿para los hombres que les da asco ver cómo es? o ¿para las mujeres que estamos hartas de verla todos los meses? ¿Por qué ponen a una superwoman vestida con una sonrisa todo el día? ¿Cómo voy a ser una todoterreno cuando me estoy desangrando las 24 horas del día? La única persona a la que tenemos que demostrar algo es a nosotras mismas y si estamos muy vagas, ni eso.

En la antigüedad civilizaciones como los maories, cherokees, mayas o kungs, la menstruación era vista como una etapa sagrada, donde la mujer iniciaba su fertilidad dotada de un poder espiritual y revelador. La sangre menstrual era concebida como un símbolo muy poderoso de fuerza femenina, universal y de vida, que podía canalizarse contra cualquier enemigo.

¿Qué ha quedado de todo eso? Somos el primer mundo, una sociedad avanzada, pero la regla sigue siendo un tabú. Está vista como algo que tienes que esconder y hasta resultar desagradable en conversación en la que participan hombres. ¡Gracias Fu Yuanhui! (nadadora en la categoría de 100 metros espalda), por ser tan transparente frente a una cámara en los Juegos Olímpicos 2016 y por romper el tabú al hablar sobre su periodo en la competición.

A ver si los de la tv se ponen las pilas, echan mano de las opiniones y creencias de este tipo de culturas ancestrales y hacen realmente anuncios de compresas para mujeres reales sin pelos en la lengua, pero si en los sobacos. Si hasta poniéndonos de parte de su monedero ¿No se dan cuenta que de esa forma crearán fieles usuarios de la marca? ¿Y de esa forma seguir pagando sus coches de lujo?

 

La Freak de las 4 cabezas 

ciclo_menstrual_04

En resumen, se suele decir que una persona nunca llega a conocerse del todo, pues si a esto le sumas el hecho de ser mujer en época fértil viviendo en sociedad, puede resultar todo un reto.

Y si la vida en sociedad es puro teatro, nosotras deberíamos ser las reinas protagonistas de la obra, por la cantidad de máscaras que nos hemos de poner y quitar, en según qué momentos de la vida frente a otros y con nosotras mismas.

Está claro que una no puede luchar con su biología (en este caso) y lo más inteligente es adaptarse a ella. Aceptando que somos cíclicas capaces de nacer, morir y renacer una y otra vez, las cosas se ven desde varios puntos de vista, no queda otra.

Personalmente, al estar en constante cambio, me acaba quedando la sensación de que nunca llego al fondo de mis emociones. La sensación es de no ser constante y estar desatendiéndome a mí misma, una y otra vez. Como si durante esos días dentro del ciclo, una amiga te cuenta con el corazón en la boca lo que siente y padece, y de repente la dejas de lado, para ponerte a escuchar a otra loca, con otra historia.

Acabas por sentirte como un personaje dotado de 4 cabezas, excepcional, único y entrañable, sacado de la mítica película Freaks (1932). No me importaría cambiar este mundo hasta transformarlo en el de la película; no por sentirme menos acomplejada, rodeado de otros con características comunes, sino porque los que habitaban en él, tenían muy claro quienes eran, defendiéndolo con uñas y dientes, a todo el que los cuestionase.

________

Imagénes: Mask Series with Saul Steinberg Photographed by Inge Morath (1959-1962) /Spliffy/’Ojos de Videotape / ‘Videotape Eyes» by Florencia Muriel, 2009/ Hélène Cixous/ Crystal Castles

 

Que lo bueno, no esté escondido:
Facebook
Twitter
Follow by Email
RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario